Modalidades deportivas

Modalidades deportivas

Tienes que realizar actividad física sí o sí. Elige entre todas las modalidades deportivas que existen y empieza a practicar las que más te gusten o se adapten a tus capacidades.

¡Recuerda!, aunque sean deportes tienes que evitar la competición y limitarte a practicarlos de manera saludable y acorde a tus características físicas. ¡No hagas el bestia ni lleves tu cuerpo al límite! ¡Eso no es sano!

Modalidades Deportivas - Hábitos Saludables de Vida

¿Qué son las modalidades deportivas?

Las modalidades deportivas son el conjunto de diferentes prácticas de actividad física relacionada con el deporte que se pueden realizar. Existen multitud de modalidades deportivas, aunque unas conllevan más riesgos que otras para tu salud. Aunque también influirá mucho la forma en la que las practiques. No es lo mismo realizar una modalidad deportiva en su formato de deporte de competición, que realizar la misma modalidad deportiva a modo de actividad física saludable. Si escoges la segunda opción, tendrás menos riesgos de sufrir una lesión.

Al eliminar la competición y los resultados a los que no todo el mundo puede llegar, se abre un nuevo horizonte. De este modo, cada persona puede practicar la modalidad que desee adaptándola a sus condiciones personales. La recomendación básica que te doy es que te pongas en manos de un experto y te dejes guiar. Él planificará tu rutina y los ritmos que deberás seguir. De ese modo, realizarás actividad física de manera saludable. No pondrás nunca en riesgo tu salud (salvo imprevistos que puedan surgir en la actividad y que no son controlables). ¿Es fantástico verdad?

Modalidades deportivas para niños

Serán las mismas modalidades deportivas que para los adultos pero con las adaptaciones necesarias para cada edad y persona. Es muy importante que desde niño se adquiera el hábito saludable de practicar actividad física. De ese modo, cuando el niño llegue a la edad adulta tendrá menos dificultades para continuar con su rutina de vida sana. Además su cuerpo está en continuo desarrollo y la realización de actividad física contribuirá a su mejor funcionamiento. Fortalecerá músculos y huesos además de desarrollar un sistema inmunitario más fuerte. Por lo tanto, el niño debe acudir a realizar ejercicio físico de manera regular al menos tres veces por semana. Es preferible que practique actividades que sean de su agrado, ya que de ese modo contribuirán a instalar un mayor estado de felicidad en el pequeño.

Tipos de modalidades deportivas 

Natación

Siempre se ha dicho que la natación es muy buena para la salud porque mientras la realizas estás moviendo todos los músculos del cuerpo. Eso es así ya que el mero hecho de mantenerte a flote en el agua implica mantener en tensión numerosos músculos del cuerpo. Si además de flotar, te pones a nadar ya sea en la modalidad de crol, braza, mariposa o espalda vas a notar como tu musculatura se fortalece.

Gracias a este fortalecimiento muscular vamos a prevenir sufrir muchas lesiones. La mayoría de ellas producidas por la inactividad, las malas posturas. La debilidad de la musculatura en ciertas zonas del cuerpo, va a ser la causante de estas lesiones. Te recomiendo que practiques la natación en cualquiera de los estilos que te he mencionado anteriormente. Si tienes una piscina cerca de casa no pierdas el tiempo y apúntate.

Aunque no sepas nadar, siempre estás a tiempo de aprender. Debes intentar perder el miedo al agua, ya que practicar actividad física dentro de ella implica poco sufrimiento para tus articulaciones (no hay impacto en esas zonas).

Ciclismo

Si te gusta moverte y ver cosas nuevas a la vez que realizas actividad física, ésta es tu modalidad deportiva. Gracias al ciclismo vas a conocer muchos lugares y gente. Por lo tanto, además de moverte y estar activo físicamente, vas a establecer más relaciones sociales lo cual influirá en tu estado de felicidad como vimos en la sección de actividad social. Como puedes comprobar, realizar actividad física te puede realizar casi al completo como persona.

Lo que te sugiero es que, si llevas un tiempo sin practicar este deporte, empieces de forma gradual. No quieras hacerte la Vuelta Ciclista a España en tu primera semana de práctica. Tienes todo el tiempo del mundo. Empieza de a poquitos y luego ve aumentando la distancia recorrida y el ritmo a medida que tu cuerpo tenga buenas sensaciones.

Si te gusta el ciclismo de montaña, y vas a subir bastantes cuestas con la bici, tu progresión debe ser más gradual aún. Tendrás que ir aumentando las distancias y el ritmo más lentamente. Ésto es así porque este tipo de ciclismo es más exigente que el ciclismo en llano por carretera. ¡No fuerces la máquina! Tu corazón puede pasarse de revoluciones y tú sufrir un susto o algo peor. ¡Se responsable y utiliza el sentido común!

Senderismo

Probablemente sea una de las modalidades para realizar actividad física más asequible para todos los públicos. Desde los niños hasta los más ancianos. Caminar es muy bueno. Cuando estás andando estás moviéndote y poniendo en marcha el funcionamiento de tu corazón y de tu musculatura. Podemos prevenir la atrofia corporal causada por la edad a medida que nos hacemos mayores gracias a las caminatas.

No es necesario que te vayas a recorrer senderos complicados por las montañas. Puedes pasear a un ritmo más rápido de lo que sueles caminar normalmente por las calles, parques y entorno natural del lugar en el que vives. A medida que vayas cogiendo tono muscular y seas capaz de ir hablando mientras caminas, puedes aumentar ligeramente la velocidad de la marcha. También puedes incrementar la dificultad del recorrido gradualmente añadiendo alguna zona con pequeñas cuestas.

Como última recomendación, te aconsejo que vayas con alguien. Siempre es bueno ir acompañado por si surgiera algún imprevisto. Sobre todo si vais a ir por zonas en las cuales el tránsito de personas sea muy pequeño o nulo.

Fútbol

Podrías pensar que esta actividad solo pueden practicarla las personas jóvenes. De hecho la mayoría de los futbolistas se retiran antes de los 40 años. La diferencia es que ese fútbol es un fútbol de competición al más alto nivel y el que yo te propongo es un fútbol saludable y para todos.

A medida que tengamos mayor edad, es conveniente reducir también las dimensiones del terreno de juego. Si tienes 60 años no te recomiendo que juegues en un campo que mida 120m x 90m. Eso sería una imprudencia si juegas con intensidad y muy aburrido si lo haces sin ella porque el campo es demasiado grande y apenas tocarías el balón.

Existen alternativas como el “fútbol indoor” en las cuales puede jugar cualquier persona. Es un campo pequeño pero a la vez amplio en el que se puede jugar sin que el balón salga nunca. Es así porque está rodeado de paredes tanto por los laterales como por los fondos. Este tipo de fútbol no te exigirá tanta condición física si no más bien condiciones técnicas. Por lo tanto, no influirá la edad tan directamente si no que será más influyente la capacidad de imaginación y de coordinación de cada jugador para saber aprovechar los pequeños espacios y las paredes.

En función de tu edad o de tus condiciones físicas elige la alternativa que mejor se adapte a ti. Pero sobre todo ¡no dejes de jugar y diviértete!

Baloncesto

Esta es una modalidad deportiva bastante exigente en cuanto a la condición física que debes tener. Eso sí, siempre y cuando lo practiques en modo deporte de competición. La opción que te aconsejo es jugar al baloncesto a media cancha. Hacéis dos equipos o simplemente un uno contra uno y ambos debéis meter en la misma canasta. De este modo te ahorrarás las transiciones de un campo a otro que conllevan un gran desgaste físico.

Por otro lado, si aún eres joven puedes jugar a campo completo durante un tiempo de una hora o una hora y media. Dentro de ese tiempo debes hacer intervalos de descanso para beber agua y bajar un poco el ritmo cardíaco. Siempre te repetiré lo mismo, usa el sentido común y tu salud te lo agradecerá.

Si ves que no eres capaz de aguantar el ritmo de un partido intenso, juega un partido más distendido o simplemente realiza tiros o entradas a canasta. Tu mejor médico eres tu mismo. Nadie sabe como funciona y responde tu cuerpo mejor que tú. Sigue una evolución gradual y si te notas bien ve aumentando la intensidad del juego levemente cada semana. Siempre que se empieza desde cero a realizar actividad física hay que seguir una progresión y tener paciencia. Las imprudencias pueden salirte muy caras cuando hablamos de salud.

Hockey

Se puede practicar tanto en hierba como en hielo o pista de cemento. Incluso podría jugarse en una pista polideportiva. Es un deporte que normalmente se juega en equipo, aunque un uno contra uno en un campo más pequeño con porterías que se muevan puede ser muy divertido también.

Se necesita tener cierta habilidad, ya que hay que coordinar el manejo de la pelota con el stick a la vez que vas en carrera. Si es la primera vez que vas a practicarlo, te recomiendo que antes de jugar un partido empieces por los movimientos básicos. Por ejemplo, puedes aprender a conducir la pelota con el stick mientras te mueves cada vez a más velocidad. Otra opción sería el probar lanzamientos a portería sin levantar el stick más alto que tu rodilla (de lo contrario sería un golpeo inválido por el reglamento, que prioriza la seguridad de los participantes). Una vez que veas que vas progresando y que tienes cierta habilidad en los movimientos básicos del hockey puedes probar a jugar minipartidillos con otra persona y después con un grupo más numeroso.

Ten en cuenta que también debes de aprender a patinar si quieres jugar en una pista de hielo o polideportiva. Aunque si no te parece una buena opción, siempre puedes practicarlo en una pista lisa (ya sea de hierba, de asfalto o polideportiva) sin necesidad de utilizar los patines. Tendrás que desplazarte corriendo a la vez que controlas la pelota con el stick. ¿Te atreves a intentarlo?

Bádminton

Gracias a deportistas de élite como Carolina Marín (España), esta modalidad deportiva está teniendo bastante tirón sobre todo entre los más jóvenes. Debemos de agradecer a esta campeona olímpica de bádmiton el aumento de inscripciones para practicar bádminton.

Si quieres probarlo a modo de actividad física saludable, debes habituarte primero a los instrumentos con los que se practica. En este caso, tenemos por un lado la raqueta y por otro el volante (la pieza que se golpea). Para jugar es inevitable que tengas que hacerlo al menos con otra persona. Aunque si que puedes practicar entrenando tu mismo intentando que no se te caiga el volante al suelo mientras lo golpeas con la raqueta.

No es necesario tener un campo de juego reglamentario, puedes poner una cuerda a modo de red atada a dos árboles (si estás pasando el día en el campo) o a cualquier cosa que se te ocurra. Aparte de hacer actividad física y conseguir hábitos saludables, puedes desarrollar tu imaginación construyendo tu propio campo. ¿Puede ser más divertido?

Balonmano

Puedes practicarlo tanto en una pista polideportiva como en el agua del mar. Gracias a esta versatilidad, el balonmano se convierte en una de las actividades deportivas que apenas necesitan recursos para poder ser practicadas.

Acostúmbrate al tacto con el balón, a su bote y al pase y recepción del mismo. Dominando estas fases, la práctica será mucho más sencilla y placentera. Necesitarás al menos otra persona para jugar un uno contra uno. Lo ideal sería practicarlo en equipo pero, debido a que nosotros solo nos centramos en la actividad física, no importa que solo seamos dos personas.

Muchas personas lo practican en verano sin darse cuenta. Cuando uno se pone frente a otro y le lanza el balón con la mano intentando meterle gol en una portería imaginaria dentro del mar o de la piscina. Como puedes comprobar es una forma de realizar actividad física y afianzar este hábito saludable de un modo muy divertido.

Piragüismo

Esta es una de las modalidades deportivas más bonitas que puedes practicar, pero a su vez también es exigente y en ocasiones peligrosa. Antes de comenzar de nuevas, ponte en manos de profesionales que te ayuden a conocer el mundo del piragüismo. Una vez que lo controles, puedes ir con otra persona a practicar. NUNCA vayas solo.

Necesitarás una piragua (puede ser individual o de dos plazas) y los remos de la misma. Uno de los pasos más difíciles es el de montar desde el embarcadero a la piragua que está en el agua sin volcar. Si vas con un experto, aprenderás cómo hacerlo de manera correcta y evitarás posibles sustos.

Para empezar lo mejor es hacerlo en zonas de pantanos o donde no exista mucha corriente. Después puedes ir subiendo el grado de dificultad y probar en ríos. Utiliza SIEMPRE un chaleco salvavidas. Te mantendrá a salvo en caso de que caigas al agua.

El piragüismo es una actividad preciosa, ya que a la vez que estás moviendo tu cuerpo vas descubriendo paisajes naturales únicos. ¡Sigue los consejos de tu monitor y empieza a disfrutar de esta magnífica modalidad deportiva!

Pádel

De unos años a esta parte, esta actividad ha entrado de lleno en el ocio deportivo. Quizá por su facilidad para practicarla o por el aumento de la construcción de pistas, el pádel se ha convertido en una de las modalidades deportivas con mayor éxito.

Si quieres jugar al pádel de manera saludable, te recomiendo que comiences primero aprendiendo los golpes básicos. El smash, el drive, la dejada,… Ponte en manos de un buen profesor (al menos en tus comienzos si nunca antes has jugado) e intenta aprender todo lo posible. Una vez que tengas aprendidos los movimientos necesarios, puedes empezar a practicarlo con otras personas.

Normalmente se juega en parejas y el campo no es muy grande, por lo que la exigencia física no es excesiva. Por eso es muy importante saber como colocarse en el campo y cómo mandar y devolver la pelota. De lo contrario, te matarás a correr detrás de la pelota y no la darás nunca bien. Puedes empezar probando por jugar durante veinte minutos y ver que sensaciones tienes. Si te ves capaz de continuar y no estás muy agotado puedes practicar cinco minutos más. Ve aumentando el tiempo de juego a medida que pasan las semanas. Después puedes incluir puntuación para que el juego sea más divertido a la vez que realizas actividad física saludable.

El último consejo que te doy es que utilices ropa y calzado adecuado para la pista. De este modo evitarás posibles lesiones (ya que la pista resbala si no llevas playeras de ‘minitacos’).

Voleibol

Quizá se tenga la creencia de que el voleibol es solo un deporte para chicas. Desde aquí me propongo eliminar esa creencia por completo de todas aquellas personas que lo piensen así. Para ello te diré que la gran mayoría de personas que practican este deporte son hombres (aunque te cueste creerlo, los datos están ahí).

Lo principal es que, seas hombre o seas mujer, disfrutes moviendo tu cuerpo de manera saludable. Si te  gusta el voleibol, juega al voleibol. No te dejes influir por lo que digan los demás. Sigue los pasos que te dicte tu corazón y te aseguro al 100% que serás feliz.

Dicho ésto, el voleibol se juega en parejas o en equipos. Aunque en ocasiones también se puede practicar de manera individual. Al principio te recomiendo que lo hagas en equipo, ya que la fatiga será menor. A medida que vayas cogiendo ritmo, puedes probar a jugar por parejas o individual. Notarás que tienes que cubrir mucho más campo y la exigencia física que eso conlleva. Es una modalidad deportiva ideal para practicar en verano en la playa con tus amigos. Además, con la inestabilidad de la arena de la playa fortalecerás mucho más tu musculatura, en especial las piernas.

Nordic Walking

Una disciplina que se ha puesto de moda en estos últimos años. El Nordic Walking consiste en realizar caminatas ayudándote con dos bastones. Los bastones suelen acaban más o menos en punta. Puedes usar los que venden en las tiendas de deportes o puedes construirlos tú mismo con un par de ramas que te hayas encontrado. Eso sí, las ramas tienen que tener las características adecuadas para que te queden bien hechos.

Es una actividad física que se suele realizar en pequeños grupos de personas. Mi recomendación es que si lo practicas, no vayas tú solo por el riesgo que puede suponer. Siempre vete al menos con otra persona. Estudiar bien la ruta que vais a hacer antes de salir y planificarlo siguiendo todos los aspectos a tener en cuenta antes de realizar actividad física.

Waterpolo

Se puede jugar en una piscina que cubra por completo a una persona o en una piscina en la cual cubra por la cintura. En función de la piscina en el que decidas practicar esta divertida actividad trabajarás diferentes partes de tu musculatura. En la primera se trabajará prácticamente todo el cuerpo y en la segunda se hará especial hincapié en las piernas.

Recomiendo que la practiques sobre todo en verano, por aquello de que al salir de la piscina no tendrás tanto frío (aunque la piscina sea cubierta también se pasa frío al salir del agua). Podéis jugar por parejas o en grupos más amplios. Las porterías pueden ser fijas o movibles en función de los recursos de los que dispongáis.

Para realizar waterpolo de manera saludable, te recomiendo que la duración de los partidos no exceda de la media hora como máximo. Es una actividad que cansa bastante debido al continuo movimiento que necesitas para mantenerte a flote en el agua. Empieza de manera gradual jugando cinco minutos o hasta que te notes cansado. Ve aumentando el tiempo y el ritmo de juego a medida que pasan los días.

Para empezar puedes realizar también ejercicios de pases de balón con la mano con otros compañeros para ir adquiriendo destreza. También puedes practicar a intentar flotar en la piscina sin apoyarte en ningún sitio durante períodos de tiempo cada vez mayores. Poco a poco irás ganando resistencia física y después ¡podrás disfrutar de la actividad mucho más!

Tenis

Esta modalidad deportiva es similar al pádel aunque tienen amplias diferencias. En el caso del tenis, no existen paredes en las que la pelota pueda rebotar. Es por ello que es una actividad mucho más exigente físicamente, ya que solo tienes una opción para dar a la pelota y que se considere válido.

Para practicarlo de manera saludable podemos dejar durante un tiempo las reglas del juego a un lado y simplemente divertirnos pasando la pelota de un lado al otro del campo. Para ello, vas a necesitar al menos otro compañero de juego (también se puede jugar en parejas y la exigencia física se reduciría un poquito más al tener menos campo que cubrir).

Es una modalidad deportiva divertida pero algo compleja ya que requiere de cierta habilidad. Para efectuar el golpeo y la recepción, necesitarás tener un control de la raqueta y una gran coordinación óculo-manual. De lo contrario, moverás la raqueta y no darás a la pelota. Conseguirás mejorar a base de practicar. No te desanimes si los primeros días te cuesta ver la pelota y darla. Empieza con un ritmo de peloteo lento pero efectivo. De ese modo irás ganando confianza en tu golpeo y podrás ir aumentando el nivel a medida que pasen las semanas. ¿Te atreves a jugar al tenis? 😉

Baile

Dentro del baile encontrarás multitud de modalidades distintas. Elige la que más te guste en función del tipo de música o de los movimientos que se realicen en ella. Se practica casi siempre en pareja, aunque hay excepciones como pueden ser la modalidad de zumba y otras similares que se realizan de manera individual dentro de un gran grupo.

Tu progreso debe ser escalonado y debes de aprender los pasos poco a poco. La duración de las sesiones puede ser muy variable aunque suelen programarse por horas concretas. Tu profesor de baile te irá indicando los pasos básicos para más adelante mostrarte los pasos más complicados. Este aumento del número de pasos que te enseñan irá de la mano de un aumento del ritmo al que tienes que desarrollarlos.

El baile es un reto continuo de aprendizaje y coordinación. ¡Te animo a que lo pruebes, ya que va a contribuir en mejorar tu autoestima, tu felicidad y sobre todo tu salud!

Para saber más...
Sigue descubriendo los beneficios de la Actividad Física.

🏥 Especialista en educación para la salud y hábitos saludables de vida. Redacto en esta web todo lo que he aprendido a lo largo de mi carrera profesional. Mi objetivo es ayudar a cualquier persona, sin importar el lugar del mundo en el que se encuentre, a llevar un estilo de vida más saludable. 🌍💙